Recuerda que tenemos productos que te pueden ayudar a tener una vida más sana.

¿Somos lo que comemos?

La preocupación de los padres ha sido siempre encontrar la manera adecuada de cumplir con sus funciones, debido a que no reciben la preparación para serlo. Las madres son quienes se encargan, y son ellas quienes deciden, por ejemplo, la alimentación de sus hijos, planeando según lo que les dicta su propia experiencia, por lo que a menudo no hacen lo más adecuado para la edad y necesidades de sus hijos. Esto ha hecho indispensable cuidar la dieta de los niños y analizar si el nivel de nutrición es el adecuado para su edad y desarrollo.


Nutrición para la inteligencia y la salud

En temas tan complejos como la conducta, existe la necesidad de encontrar respuestas adecuadas a nuestros tiempos. Cada vez se presentan más niños con problemas de conducta que son diagnosticados como hiperactivos o como niños con algún déficit en el desarrollo.


Para comer mejor.

No se trata de generar miedo, preocupación o cierta obsesión, ante lo que comemos, si no ocuparnos de tomar decisiones adecuadas y atinadas, manteniendo las cosas simples.

Para mejorar el aprovechamiento de lo que comemos, podemos seguir estas recomendaciones:


Las bases de una salud a lo largo de la vida

Tomando en cuenta que la salud es responsabilidad de cada uno de nosotros, podemos afirmar que la de los niños recae forzosamente en sus padres.
Estar sano no es no padecer enfermedades, sino contar con los recursos para poder llevar una vida plena y un desarrollo óptimo.