Recuerda que tenemos productos que te pueden ayudar a tener una vida más sana.

Lo que no sabías del síndrome de colon irritable.

Este problema afecta al rededor del 20% de la población, quienes sufren de

síntomas como diarrea, gases, inflamación, retortijones, estreñimiento y dolor.

Muchas veces se trata de síntomas que las personas han vivido por años!!

 Y en la práctica me he encontrado con personas que han probado DE TODO, desde fibras hasta antidepresivos;  lo peor de todo es que no logran  mejoría.

El problema principal es que los tratamientos no erradican el origen del problema, se trata únicamente de paliativos que no resuelven el asunto, porque no se atiende de raíz, lo que sucede en los intestinos.  EL ENFOQUE PARA ATENDERO DEBE CENTRARSE DESDE LA  Medicina Funcional, donde se identifican las causas y se tratan los factores que afectan la digestión y por ende la salud.

Teniendo en cuenta que hay personas que llevan más de la mitad de su vida sufriendo  este mal y en otros casos, aparece de forma súbita EN FORMA DE DIARREA SIN RAZÓN ALGUNA APARENTE y acompañada de retortijones y dolores, que se pueden confundir con infecciones, la solución no se encuentra en automedicarse (sobre todo porque en estos casos se puede creer que con antibióticos se soluciona, agravando el problema).

Hay quienes enfrentan este síndrome y les provca idas al baño al rededor de 5 veces al día, lo cual afecta su vida cotidiana, autoestima, emciones y seguridad.

En las mujeres puede presentarse acompañado del Síndrome Premenstrual, implicando gastritis, colitis, necesidad de comer alimentos dulces  y harinas, agravando los problemas digestivos, provocando alergias alimentarias, fatiga crónica, depresión, obesidad, infecciones por cándida etc.

Hay 5 factores a considerar para tratar y aliviar el SCI (síndrome de colon irritable).

Para ello debemos conocer el funcionamiento intestinal, al menos un poco, y detectar alergias  alergias alimentarias  (esto haciendo dietas de eliminación) y que puede tratarse de una proliferación de bacterias y patógenos nocivos en el primer tercio de los intestinos y desde ahí puede presentarse el problema.

Además ahora se sabe que  los intestinos son responsables del funcionamiento inmune en un 60%.

En los intestinos permanece aquello que no digerimos, generando bacterias indeseables y sustancias tóxicas e inflamación, dando como resultado enfermedades.

El recubrimiento intestinal también se rompe por antibióticos, stress medicamentos antiinflamatorios, esteroides, consumo excesivo de toxinas,  así como  infecciones recurrentes, exceso de químicos, azúcares, colorantes, alcohol y  falta defibra y ausencia de bacterias buenas que pueden ser el agente protector del organismo. Esto favorece la presencia de bacterias y microbios, que activan una respuesta constante del sistema inmune, promoviendo la presencia de alergias y enfermedades que ahora se reconocen relacionadas, como la artritis y enfermedades autoinmunes.

El ecosistema de microbios del sistema inmune debe estar en óptimas condiciones para poder gozar de salud. El exceso de patógenos nos hacen enfermar.

Las bacterias malas en exceso y las muy malas que pueden existir, se expanden a zonas peligrosas, como el intestino delgado donde seespera haya un ambiente estéril,  provocando la fermentación de alimentos, principalmente harinas, azúcares y alimentos procesados, que empeoran la condición de salud. Esto es la principal causa de este padecimiento, responsable de causar inflamación, gases, sensación de inflamación, esto debido a  las bacterias que se alimentan de lo que hay en su ambiente.

Para un buen diagnóstico, hay estudios de aliento donde se puede encontrar elexceso de estas bacterias, ya que se estudia la producción de gas y hay otra

prueba de orina, no muy conocida en México. También la prueba de heces fecales que estudia los ecostsistemas presentes en nuestro organismo, para detectar deficiecias y causas de padecimientos.

 La Asociación Americana de Medicina, publicó un estudio  se habla de la opción de repoblar la flora bacteriana como una alternativa para repoblar su flora bacteriana y restablecer la salud.

Para restaurar el aparato digestivo, también es importante considerar: CONTAR CON ENZIMAS DIGESTIVAS, REVISAR LA PRESENCIA DE PARÁSITOS INTESTINALES, CUIDAR QUE NO HAYA DEFICIENCIAS NUTRIENTES COMO  ZINC O MAGNESIO, Y REVISAR LA TOXICIDAD EN EL ORGANISMO CAUSADA POR METALES PESADOS Y MUY IMPORTANTE QUE NO HAYA DEFICIENCIAS DE BACTERIAS BUENAS (PROBIÓTICOS) PARA RESTAURAR LA MOCROBIOTA O FLORA BACTERIANA.

Se sugiere un tratamiento personalizado, basado en las circunstancias de quien padece estos síntomas y sus hábitos cotidianos, incluyendo su vida emocional.

En algunos casos deberá tratarse la candidiasis y eliminar parásitos, luego administrar complementos para normalizar y restablecer las bacterias en el tracto digestivo, en este caso contamos con la mejor tecnología al alcance, con probióticos y prebióticos, metabólicamente activos y con todas la condiciones propicias para permanecer en el aparato digestivo, especialmente en el primer tercio del intestino delgado, donde se requieren. Las enzimas necesarias para un adecuado aprovechamiento y absorción de nutrientes, se generan también a partir de estos probióticos, asegurando una buena nutrición y aprovechamiento de minerales como el Zinc, el  cual suele perderse por la explotación de los suelos y las diarreas recurrentes, es un mineral necesario para la digestión.

Es recomendable también tomar Omar omega de salmón para reducir la inflamación y  no está de más un MULTIVTAMINICO que sea biocompatible con nuestro organismo y lo que consumimos (es decir hecho solo de alimentos). Personas que lo consumen, no solo han logrado una mejor salud digestiva,

sino que equilibran su peso, eliminan toxinas, se encuentran de mejor ánimo e incluso mejoran en otros aspectos de su vida cotidiana.

 Programa de radio: Diez Estrategias para el colón irritable