Recuerda que tenemos productos que te pueden ayudar a tener una vida más sana.

¿Cómo podemos establecer un microbioma sólido y saludable?

Básicamente parte de lo que si podemos hacer para proteger el MICROBIOMA, es procurar el parto natural, fomentar la lactancia materna, evitar el uso indiscriminado de medicamentos y llevar una dieta anti inflamatoria, y un estilo de vida apropiado.

Si entendemos que los intestinos fungen como segundo cerebro en el organismo, estaremos más proclives a cuidar su sondición de salud, para que las señales que de este cerebro emanen, sean las apropiadas y no nos confundan o manden mensajes equivocados.

Cuidando el ecosistema presente en el colon,mejoramos nuestra condición de vida, salud, energía y aun estado de ánimo.

No es casualidad que se relacione el MICROBIOMA con la prevención de muchas enfermedades

 


Hablando del Microbioma...

 Podemos pensar que en relación a las bacterias solo hay enfermedades.

En realidad hay millones de bacterias benéficas alojadas dentro de nosotros.

La mayor parte de estos microbios se encuentran en el tracto digestivo.


Cansado, Inflamado y Panzón

Muchas veces nos sentimos cansados porque nuestro cuerpo viene cargando desequilibrios ocasionados por nuestra mala dieta y como resultado se genera un desorden hormonal.  Así que es importante ayudar a que las hormonas se encuentren en equilibrio, de manera que logres beneficiarte en tu vida sexual, energía, piel y metabolismo en general.

La tiroides se ve afectada por muchos factores y se pueden evitar y controlar si actuamos a tiempo.


Prevención de Contagios

De nuevo enfrentamos una crisis en salud, relacionada con el virus de la influenza.

Para evitar su propagación, es necesario tomar medidas preventivas de higiene y hacer uso de alternativas encontradas en la propia naturaleza.

En esta publicación les compartimos algunas ideas al respecto. 


Sácale provecho a la comida!

La cuestión es más compleja que si comer crudo o cocido. Muchas veces hemos recibido preguntas como esas e incluso la inquietud de si los alimentos de origen vegetal pierden sus propiedades al ser cocidos o crudos.

La forma en que preparamos los alimentos, los masticamos, los digerimos y cocinamos genera reacciones químicas que afectan el contenido nutricional del alimento y la forma en que se aprovechará.

Cada alimento tiene un contenido nutricional distinto, cada nutriente tiene distinta biodisponibilidad o forma de ser absorbido en el organismo.

Hay alimentos que mejoran su absorción al comerse crudos, otros cocidos, otros al ser cortados, picados o incluso combinados. 

Esto independientemente de cómo se encuentre nuestro tracto digestivo, de principio a fin.